La Celulitis – Causas de la celulitis

La celulitis es un trastorno que afecta a la hipodermis y el tejido seboso en ciertas zonas del cuerpo, formando adiposidades de grasa, toxinas y agua. Asimismo se la conoce como lipodistrofia ginecoide, piel de naranja, o bien piel en jergón.

Se calcula que entre el ochenta y cinco por ciento y el noventa y ocho por ciento de las mujeres en edades desde la pubertad, presentan algún grado de celulitis. Generalmente es más usual en unas razas que en otras y asimismo está relacionada con algún componente hormonal. Por tal razón es bien difícil hallar celulitis en los hombres.

Existen diferentes géneros de celulitis: la blanda, la dura y la más frecuente, la esclerótica, generalmente famosa como piel de naranja. La celulitis es el desenlace de una perturbación de la circulación de la capa grasa. El tejido graso aumenta y las paredes se engrosan formando pequeños hoyos. Por esto es esencial hacer ejercicio para fortalecer los músculos de muslos y glúteos.

La celulitis no es maligna ni celulitis piel de naranjaes el síntoma de ninguna enfermedad no obstante, hay bastantes personas que deciden tratarla por motivos estéticos. Los antídotos para finalizar con la celulitis son muchos en la medicina cosmética: liposucción, cavitación, mesoterapia…

Causas de la celulitis
La celulitis la causa la degeneración de la microcirculación del tejido seboso, lo que lleva, en consecuencia, a la perturbación de sus funciones metabólicas más esenciales. El tejido seboso, en verdad, ha de ser capaz de satisfacer las demandas del organismo.
La celulitis aparece debido a la acumulación de grasa en las capas subcutáneas, así como la retención de agua y la mala circulación de la sangre. Estas condiciones le dan a la piel una estética de piel de naranja desapacible.

Dónde se encuentra la celulitis
La celulitis se distribuye de forma diferente en los 2 sexos: en las mujeres, en verdad, la celulitis acostumbra a ser más pronunciada en la parte inferior del cuerpo a nivel de la cadera, en tanto que esta zona es en especial sensible a los sacrificios de estrógeno y progesterona, propio de las hormonas femeninas. En los hombres, no obstante, la celulitis se encuentra primordialmente en la zona abdominal y visceral. La cavitación, garantiza desenlaces efectivos y medibles para suprimir la celulitis y la grasa localizada.