liposucción

La liposucción, asimismo famosa como lipoaspiración, es una intervención de cirugía estética cuya finalidad es la de remodelar la silueta. Se efectúa por medio de la extracción de las células de grasa (adipocitos) de distintos puntos del cuerpo a través de la utilización de una jeringuilla succionadora. El proceso es afín al de un aspirador. El proceso puede ser mecánico o bien por ultrasonidos.

La explicación de esta intervención sanitaria semeja compleja y peligrosa, sin embargo, debe aclararse que una liposucción es entre las intervenciones estéticas con más historia y su aplicación lleva muchos años en empleo. La liposucción solo requiere unas incisiones mínimas por medio de las que se introducen unas finas cánulas que aspiran la grasa localizada merced a su conexión con unas máquinas de vacío. Las cicatrices son mínimas o bien inexistentes.
La operación es efectuada a través de sedación (anestesia local) si bien esto es una resolución que depende del médico con lo que puede cambiar en función del paciente y de las áreas que se tratarán.

¿Cuánto dura una liposucción?
Generalmente, y siempre y en toda circunstancia en dependencia de las zonas y la complejidad, acostumbra a tardar entre una y 2 horas. La operación se efectúa en un quirófano, así sea en centros de salud o bien clínicas acreditadas. No puede efectuarse en otro sitio diferente puesto que se debe asegurar que la zona es aséptica y segura. Una vez terminada la operación, el paciente debe llevar una venda compresiva que sirve para asistir a la piel a ajustarse al nuevo contorno. Hay que tomar en consideración que, la piel se estira con el incremento de peso con lo que, al suprimir la grasa, la piel quedaría fláccida si no hiciésemos algo para solucionarlo. Esta vende debe emplearse cuando menos a lo largo de un mes. En general, acostumbran a aparecer hematomas y también inflamación, más estos desaparecen poquito a poco. La realización de masajes enfocados al drenaje linfático puede asistir mucho.

Desenlaces de la liposucción
Se trata de una técnica en la que pueden verse los desenlaces de forma inmediata, sin embargo, con el tiempo van a ser considerablemente más perceptibles. La rehabilitación de la piel se genera de forma progresiva. Por norma general, tras la operación se precisan unos días para reincorporarse al trabajo. El paciente continuará veinticuatro horas ingresado tras la operación.

Liposucción permanente
La liposucción es un procedimiento de eliminación de grasa prácticamente permanente. Al absorber las células de grasa, es más bien difícil engordar nuevamente puesto que el número de adipocitos reduce. Sin embargo, el cuerpo prosigue teniendo células de grasa con lo que no es imposible engordar. Se aconseja proseguir una dieta equilibrada tras el tratamiento y hacer ejercicio. Si se engorda se va a hacer de forma general en todo el cuerpo y no en zonas localizadas.

Costes de la liposucción
Es complicado decir qué coste tiene una liposucción en tanto que los costes cambian en función a las zonas a tratar. El intervalo de costes comienza en los mil doscientos euros más puede llegar hasta los seis mil.
Las zonas más económicas son los miembros superiores puesto que en esta zona el tejido graso es más homogéneo. Por este motivo, los costos fluctúan entre los mil doscientos y los tres mil€, depende de la tecnología que se aplique y la clínica escogida.
Los glúteos, las caderas y las zonas de mayor peligro como el cuello y la papada son más costosos. Su costo mínimo es de mil seiscientos euros más pueden llegar hasta los tres mil quinientos.
Las zonas más caras son el abdomen y los senos. Estos son pues son las zonas más heterogéneas y en las que hay una mayor fragmentación del tejido graso. Una lipoescultura abdominal no puede lograrse por menos de dos mil cuatrocientos euros y a veces, dependiendo de la clínica escogida puede llegar hasta los seis mil.
Es bien difícil elegir tomar una resolución con respecto a esta operación en tanto que está en juego la salud. Seleccionar una liposucción asequible puede no ser la mejor idea en tanto que no vas a tener la confianza de tener un cirujano con experiencia.

Recomendaciones de los médicos
La liposucción no es una operación enfocada a quitar la obesidad sino más bien la acumulación de grasa (tejido seboso) en zonas localizadas. La liposucción pretende corregir las zonas específicas en las que se amontona la grasa y en las que acostumbra a ser bien difícil reducir volumen con dietas y ejercicio. Generalmente, las mujeres acostumbran a preferir las caderas y los muslos al tiempo que los hombres se decantan más por liposucciones de abdomen o bien papada.

Contraindicaciones de la liposucción
No es conveniente someterse a un liposucción en los próximos casos:

  • Circulación deficiente.
  • Sometimiento reciente a otras cirugías en exactamente la misma zona.
  • Inconvenientes cardiacos.
  • Inconvenientes respiratorios.
  • Personas con obesidad mórbida
  • Alergia a la lidocaína.
  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Mujeres embarazadas o bien en periodo de lactancia.

Peligros de la liposucción
Una cirugía de liposucción es una técnica absolutamente segura. Eso sí, el paciente debe estar bien elegido y el quirófano pertrechado adecuadamente. Sin embargo, como en toda operación siempre y en todo momento son posibles las complicaciones, sobre todo en personas con cantidades de grasa demasiado altas. Ciertas de estas complicaciones son la acumulación de líquido y lesiones en la piel. Entre las complicaciones graves están las infecciones y la pérdida excesiva de líquidos. Reducir los peligros es esencial, por este motivo es preciso que elijas a un cirujano cualificado con instalaciones en perfecto estado.